GONZALEZ-PALMALuis González Palma es uno de los fotógrafos latinoamericanos más relevantes de la actualidad. Y ha experimentado con diversas técnicas y temáticas, como se puede ver en la exposición que el Espacio Fundación Telefónica (Madrid) le dedica al artista guatemalteco desde hoy y hasta el 18 de octubre, dentro de la programación de PHotoEspaña. Los visitantes podrán seguir la evolución del artista, que va desde la fotografía bidimensional a la instalación fotográfica y cuyas imágenes se configuran como “un intento de darle cuerpo a los fantasmas que gobiernan las relaciones personales, las jerarquías religiosas, la política y la vida”, según manifestó el creador.

Luis González Palma. Constelaciones de lo intangible reúne casi 70 obras, que van de 1988 a 2015 y está comisariada por Alejandro Castellote. A través de ella se repasa aspectos relativos a la identidad, la memoria, la introspección, la intimidad, la reflexión sobre el poder y la representación de lo no visible. En su primera etapa, a finales de los años 80, el artista genera una propuesta que tiene como objetivo entender la diversidad étnica y cultural latente en su país. En la segunda, ya en los años 90, el trabajo del artista derivado del contexto sociopolítico da paso a una reflexión más introspectiva y personal. En estos años, y más adelante (de 2002 a 2012), muchas de sus obras dejan de lado el retrato para concentrarse en espacios y objetos que sugieren y evocan metáforas del mundo emocional del fotógrafo. Por último, su obra más reciente, y también la más experimentalmente radical, el artista juega con la abstracción interviniendo fotografías antiguas y nuevas a través del uso de figuras geométricas y de color que recuerdan al concretismo y neoconcretismo brasileño. Con la superposición de formas abstractas sobre imágenes figurativas, González Palma vuelve a abordar el análisis de la mirada.