Imágenes de León realizadas entre 1910 y 1930

amos-salvadorDiario de León / «Un coche envuelto por el polvo de la carretera irrumpe en el silencio de la quietud de Babia y a bordo de él va Amós Salvador y Carreras». Así comienza Víctor del Reguero el prólogo del libro que Xeitu publica con las imágenes que el bisabuelo del que fuera ministro de Economía, Miguel Boyer, realizó en la provincia.

Diputado por León, el arquitecto de las escuelas de Laciana, el filántropo condenado y perseguido por Franco capturó para siempre los escenarios del León de principios del siglo pasado. Se trata de una recopilación de un fondo de más de dos mil imágenes realizadas entre 1910 y 1930 y que muestran algunos de los paisajes perdidos de la provincia. Es el caso del mercado de la iglesia de Santa Ana, la feria de las Ventas en el castillo de Omaña, la construcción de la casa La Cortina, en San Miguel de Laciana o la plaza de San Marcelo.

Recuerda del Reguero el poema que Juan Ramón Jiménez le dedicó a su amigo Amós: «… Y… ¡oh montones de luz, oh pedrerías/de color, dulce amigo predilecto,/que diste a mi romántico intelecto/con la virtud de tus fotografías!…». Subraya el secretario de Xeitu de qué manera las fotografías realziadas por Amós Salvador no están marcadas por la espontaneidad, y explica que el grueso se compone de excursiones y visitas realizadas con la finalidad de realizar estas instantáneas. Es el caso de las Hoces de Vegacervera, del desfiladero de Los Beyos o del Puerto del Pontón, y de imágenes de arquitectura tradicional y religiosa de diferentes enclaves. «En cambio, hay algunas que parecen fruto de la casualidad, como la de los niños desnudos pescadores a red de Toreno, la yunta de bueyes que atraviesa el río en Villimer o la mastina que amamanta a sus cachorros», destaca.

Romanticismo

En todas ellas se aprecia la búsqueda de escenas cuidadas, con un delicado romanticismo que evitaba en lo posible la presencia humana, únicamente protagonista de la escena cuando el autor hace algún retrato a miembros de su familia. «Incluso cuando inmortaliza algún evento social, como las romerías de la Virgen del Camino o de la Virgen de las Nieves en Páramo del Sil, el mercado leonés o una boda en Palacios del Sil, se sitúa salvo rara vez con los personajes de espaldas, o busca algún encuadre que reste protagonismo en la medida de lo posible al aspecto humano», precisa Del Reguero, que añade que otra de las características de las imágenes realizadas por Salvador es la exploración de la luz.

El secretario de Xeitu subraya que habría sido el propio Amós Salvador el que durante las primeras semanas de la guerra decidió poner a salvo algunas de las imágenes realizadas. Buena parte de estos fondos fueron a parar a manos de su sobrino Antonio y las cajas de placas estereoscópicas las custodiaría su otro hermano, Miguel Muñoz., evitando así su pérdida o destrucción.

Esta entrada fue publicada en Fotografías, Fotógrafos. Guarda el enlace permanente.