Dos objetivos para denunciar la injusticia

J. Revuelta / La crónica de León
El Festival de Los Ángeles, que organiza los prestigiosos International Photography Awards (IPA), ha reconocido la labor de tres fotógrafos españoles, los leoneses J.M. López y Álvaro Láiz, y Susana Girón, estos dos últimos por una serie de reportajes para Cordon Press.
Láiz ha sido premiado dentro del área ‘Deeper Perspective’ por su reportaje ‘Transmongolian, la historia secreta de los mongoles’, en el que relata la lucha del colectivo homosexual contra un reconocimiento social que su país les niega.
Licenciado en Comunicación Audiovisual en la Universidad Pontificia de Salamanca, su trabajo documental tiene como premisa atraer la atención sobre realidades que no encuentran eco en la agenda de los medios de comunicación. Se unen estos premios a la larga serie de éxitos cosechados por Cordon Press en sus 22 años de trayectoria en su apuesta por desarrollar un área de reportajes comprometida con la excelencia y con fotógrafos de primer nivel mundial. Este reconocimiento da alas a An-Hua, la ONG que co-fundó en 2010 con el objetivo de producir ensayos documentales independientes. Su trabajo ha sido publicado en medios como Sunday Times Magazine, Colors Magazine, National Geographic, CNN, Foreign Policy, XL Semanal, El País, Ojo de Pez, Diario Metro, Marie Claire o El Mundo.
Por su parte, J.M. López vuelve a tener el reconocimiento internacional por un trabajo sobre el hambre en Guatemala que ya fue acreedor el pasado año del segundo premio del certamen ‘Foto del Año’ Unicef-Alemania y que ahora ha alcanzado el tercer puesto en la categoría Editorial General News en el concurso International Photography Awards (IPA)
El prestigioso certamen angelino ha vuelto a distinguir la impactante imagen de una niña de algo más de seis años que es fiel reflejo de los efectos de la desnutrición de la población infantil en un país como Guatemala. “Todas las fotografías están hechas en el llamado corredor seco, cuyo nombre se debe a que no llueve mucho y cuando esto sucede la población indígena, que vive en un permanente aislamiento, pierde la cosecha”, apunta López, para quien la desnutrición en el país sudamericano es un problema estructural, “ha existido, existe y seguirá existiendo” porque sus habitantes se alimentan a base de maíz y frijoles, y una dieta a base de estos dos componentes propicia la desnutrición, en opinión de este inquieto fotógrafo leonés.

Esta entrada fue publicada en Fotógrafos, Noticias. Guarda el enlace permanente.