175 aniversario de la FOTOGRAFÍA.

Louis_DaguerreClorofila Digital. Este año 2014 se conmemora, entro otros hitos históricos, el 175 aniversario de la invención de la Fotografía.

La búsqueda de un sistema capaz de recoger las imágenes de la naturaleza de forma sencilla, mecánica, directa y “veraz” ha estado presente en la mente y la imaginación del ser humano mucho antes del año 1839, sin embargo, este es considerado como el año de invención de la Fotografía.

En realidad, para muchas personas, estudiosos y amantes del medio, puede que otros tiempos, más o menos cercanos a ese año, también pueden ser tomados como fechas de origen para la invención de la fotografía. La verdad es que llegar a crear una forma eficaz para la obtención directa de imágenes de la realidad supuso la colaboración y la puesta en el camino de muchos pequeños avances junto a grandes conclusiones y reflexiones.

No obstante, en ese año de 1839 ocurrieron varios hechos claves para el desarrollo de lo que hoy conocemos como fotografía. En primer lugar, y tal vez más destacado, nos encontramos con que un burgués de origen francés, hombre de negocios, amante del arte e inquieto observador de la vida, presentó el 2 de enero de 1839 ante la Académie des sciences de París el invento que lleva su nombre, el daguerrotipo.

Louis-Jacques-Mandé Daguerre dio a conocer un descubrimiento que permitía recoger de forma mecánica, sobre una placa de cobre y plata, la imagen que se proyectaba a través de una lente en el fondo de una cámara obscura. La patente de este procedimiento fue adquirida por el gobierno francés a cambio de una pensión vitalicia para el inventor.

El 25 de enero de ese mismo año, otra gran persona, William Henry Fox Talbot, erudito investigador, presentó ante la Royal Society en Londres sus dibujos fotogénicos; otro procedimiento fotográfico que permitía recoger las siluetas y las sombras (sin cámara) de los objetos colocados sobre un papel encerado y sensibilizado a la luz que, una vez procesado, mostraba una imagen con los tonos inversos. Para poder invertir la imagen a los tonos naturales había que repetir el proceso, pero esta vez colocando el primer papel encerado en contacto con otro sensibilizado. Exponiendo los dos papeles juntos a la luz y revelando el segundo se obtenía la imagen con los tonos corregidos.

 

Esta fue la primera vez que se utilizó el sistema negativo-positivo, que aportó al medio fotográfico una de las cuestiones más importantes: la utilización de una matriz que permitía la fácil multiplicación de la imagen.

Por otra parte, otro gran investigador británico Sir John Herschel, fue la primera persona en utilizar el término “fotografía” en una conferencia ante la Royal Society de Londres, esto ocurría el 14 de marzo de 1839. Además, en ese mismo año, fue Herschel quien sugirió a Talbot la utilización del hiposulfito de sosa como fijador de la imagen. Cuando Daguerre se enteró de su utilización incorporó este avance en su proceso consiguiendo, desde entonces, producir imágenes “permanentes”.

En otra dirección, pero que marca la importancia de 1839 como año de invención del medio de comunicación llamado fotografía, nos encontramos que el 29 de mayo de dicho año, un científico escocés llamado Mungo Ponton presentó sus descubrimientos sobre la sensibilidad a la luz de los dicromatos ante la Society of Arts for Scotland.

 

Este descubrimiento ha sido la clave para el desarrollo de distintos procesos fotográficos, pero sobre todo, para el desarrollo de lo que se conoce como impresión fotomecánica, que ha supuesto la base para la comunicación visual impresa en periódicos, revistas, libros y cualquier tipo de publicación durante todo el siglo xx.

 

175 años después de todo esto la sociedad actual vive con intensidad la comunicación visual. En este largo recorrido las formas de la fotografía han cambiado y evolucionado gracias a una corriente continua de búsqueda del perfeccionamiento y mejora constante.

El ser humano es capaz de retener en su memoria visual un recorrido enorme que va desde los confines del universo hasta las guerras, como la primera guerra mundial, de la que este año se conmemora el centenario, y en la que la empresa Kodak participó regalando a los soldados norteamericanos cámaras de fotos para que recogieran visualmente todo lo que allí aconteció; pasando por los avances médicos y científicos, llegando a los recuerdos de cada familia, sin olvidarnos de la expresión poética a través del arte fotográfico. Y esta memoria visual se hace cada día más amplia.

 

Llegados a este punto, para concluir este sencillo homenaje a la FOTOGRAFÍA, me gustaría proponer un juego a todas las personas que puedan leer este pequeño texto:

 

Vamos a intentar ponernos en la mente de las personas que vivieron antes de año 1839. Borremos momentáneamente de nuestra memoria visual todas aquellas imágenes relacionadas de una manera u otra con la fotografía, y vamos a quedarnos sólo con los recuerdos que provienen de la observación natural y directa de nuestro entorno, que el tiempo va difuminando.

 

En este contexto, nos encontraríamos que las pocas imágenes que hay plasmadas en soportes están creadas por la capacidad de observación y subjetividad de los artistas, que mezclan, en mayor o menor proporción, realidad y fantasía.

Imaginemos que alguien nos dibuja un animal que se sostiene sobre dos patas traseras y una cola enorme, que sus patas delanteras son muy pequeñas, tiene unas orejas grandes, morro afilado, y una bolsa en la tripa por la que asoma una cabecita. Seguro que pensaríamos que es un animal inventado y no un canguro. Y si alguien nos describiera las pirámides de Egipto seguro que cada uno las imaginaría de mil formas distintas.

Ahora os invito a volver a la actualidad, a recuperar nuestra memoria, a participar de la fotografía y a explorar con nosotros, Clorofila Digital, todo lo que puede aportar la comunicación visual del siglo XXI.
Feliz aniversario a todos los amantes de la FOTOGRAFÍA.

 

Esta entrada fue publicada en Fotografías, Fotógrafos. Guarda el enlace permanente.