MmeidaMmeida / «Automáticamente me decían: ‘Nena, ¿sabe usted donde se mete?’. Y yo: ‘Sí, quiero ser fotógrafa de prensa’. ‘Nena, esto es un trabajo de hombres, !eh!’. Y aquí terminaba el diálogo».

Estas palabras de Joana Biarnés, considerada la primera fotoperiodista española, ilustran de forma clara el escenario al que tuvieron que enfrentarse las primeras mujeres que intentaron acceder al mundo del periodismo gráfico, un territorio, como casi todos en el ámbito laboral, dominado por los hombres y su visión masculina de la realidad.

Joana inició su carrera en los años sesenta del pasado siglo, con los rigores de una España cuasimedieval y la dictadura franquista como dificultades añadidas, pero la historia de la incorporación femenina al fotoperiodismo data de mucho tiempo atrás, desde prácticamente el inicio de esta profesión a finales del siglo XIX. Este post es un pequeño homenaje a esas pioneras que no dudaron en enfrentarse a prejuicios, conflictos personales, rechazo profesional y los riesgos de la propia profesión para abrir una importante vía de progreso e igualdad en la prensa contemporánea.

Determinar cuál fue la primera fotógrafa de prensa de la historia y en qué momento publicó su primera imagen es una tarea compleja, debido entre otros factores a las propias circunstancias que rodearon a los anales de la integración de la fotografía en la prensa –que iremos viendo a continuación– y por la irrupción prácticamente simultánea de varias periodistas gráficas en distintas zonas del planeta.