La amazonía peruana y el caucho. Museo oriental. Valladolid

La amazonía peruana y el caucho: Imágenes de una época. Bajo este título se presenta la exposición fotográfica que se puede visitar en el Real Colegio de los PP. Agustinos de Valladolid. Retratos prueba del sufrimiento y el desgarro de la condición humana, que han inspirado la novela “El insomnio del perezoso”, de Miguel Donayre Pinedo. La muestra reúne alrededor de treinta fotografías, que se constituyen en un registro de lugares y paisajes, de hombres y mujeres, de emociones, de choque de culturas, que son parte de la memoria de nuestro pasado que no debemos olvidar.

Durante siglos, desde la búsqueda del Dorado y del País de la Canela, la Amazonía Peruana ha sido parte del imaginario de muchos hombres que emprendieron empresas científicas, evangelizadoras y económicas. En ese contexto, el caucho -el oro blanco- marcó una etapa histórica de singular importancia que se configuró desde mediados del siglo XIX hasta las tres primeras décadas del siglo XX. La explotación de este recurso definió mucho de la actual configuración socioeconómica de esta vasta región peruana, y también trajo consigo la explotación de las poblaciones indígenas de la zona, como los bora, huitoto y ocaina. Esta época ha sido fuente de inspiración de muchos autores como Julio Verne (“La Jangada”) en el siglo XIX, el colombiano José Eustacio Rivera (“la Vorágine”) o, recientemente, Mario Vargas Llosa (“El Sueño del Celta”).

La muestra es un retrato de esta etapa, que ha sido posible gracias a la importante labor de recopilación histórica llevada a cabo por la Editorial Tierra Nueva en Iquitos, Perú, y el apoyo del Museo Nacional de Antropología y la Embajada del Perú en España. La exposición de treinta fotografías es un registro de lugares y paisajes, pero sobre todo de hombres y mujeres, de sentimientos y de choque de culturas entre extranjeros y peruanos venidos de otras regiones con los pobladores originarios de la Selva Amazónica, que nos transportará a una época y a una región muchas veces desconocida.
Ayuntamiento de Valladolid.

Esta entrada fue publicada en Exposiciones. Guarda el enlace permanente.