Gervasio Sánchez y los ausentes

Desaparecidos-valenciaEl Mundo / El Premio Nacional de Fotografía presenta la muestra ‘Desaparecidos’.
Exhibe en Valencia 175 imágenes de gran formato tomadas en 10 países.
Refleja ‘la mayor tragedia de las guerras o situaciones con violencia’
La exposición resumen las tres muestras de Madrid, el MUSAC y el CCCB.

Ocurrió en el Iraq de Saddam Hussein y en la Colombia de las FARC, en la Bosnia de la guerra de los Balcanes y en las dictaduras de Chile o Argentina: en todos estos escenarios desaparecieron personas como consecuencia de conflictos.

A ellos, a los ausentes forzados, dedica el fotoperiodista Gervasio Sánchez (Córdoba, 1959), Premio Nacional de Fotografía en 2009, una exposición que se puede ver en el Museu Valencià d’Etnologia hasta el 13 de octubre.

‘Desaparecidos’ se titula esta muestra que trata de reflejar, según ha manifestado Sánchez a Efe, “la mayor tragedia de las guerras o de las situaciones con violencia”, la de los que han dejado de estar.

Son 175 fotografías de gran formato tomadas en diez países, Guatemala, Chile, Argentina, Iraq, El Salvador, Perú, Bosnia-Herzegovina, Camboya, Colombia y España, fruto de trece años de trabajo, entre 1998 y 2010.

Al captarlas, el fotoperiodista se enfrentó a una dificultad añadida, ya que su objetivo eran quienes ya no estaban. No obstante, Sánchez considera que los “protagonistas” de la muestra no son los desaparecidos, sino sus familiares, que son quienes sufren su ausencia.

Paradójicamente, la suya es “una ausencia muy presente para los familiares: en la memoria, en el día a día y en la búsqueda”, cuenta el fotógrafo.

Los centros de detención, los espacios dedicados a la memoria de los desaparecidos, los objetos que de ellos conservan sus familiares y la búsqueda y exhumación de restos son algunas de las escenas que recoge la muestra.

A través de estas instantáneas, Sánchez reconstruye cómo es el proceso de desaparición, en todas sus fases, desde la ausencia hasta la búsqueda y el hallazgo.

Sánchez tomó las fotografías en contextos muy diferentes, ya que “no solamente en las dictaduras desaparecen personas, también pasa en democracias”. “En Guatemala y El Salvador, las desapariciones se produjeron en guerras civiles y bajo gobiernos dictatoriales, pero en Colombia y en Perú, en cambio, durante gobiernos democráticos”, añade.

Estas desapariciones, detalla el fotoperiodista, son consecuencia de “persecuciones políticas en dictaduras, de la policía y el ejército, de las guerras o de limpiezas étnicas, como en Bosnia”.

La exposición de Valencia es, según Sánchez, un “resumen” de las tres muestras simultáneas sobre el mismo tema que organizó en 2011 en la Casa Encendida de Madrid, el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac) y el Centre de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB), que ya ha pasado por varias ciudades españolas.

Colaborador de medios como La Vanguardia, Heraldo de Aragón y la Cadena Ser, Gervasio Sánchez se ha especializado en el fotoperiodismo de conflictos armados, es autor de varios libros de fotografía y ha recibido multitud de premios.

‘Desaparecidos’ es también el resultado de una preocupación que atraviesa toda su carrera -“los desaparecidos ya me interesaban hace 30 años”, reconoce-, que comenzó en 1984 y que le ha llevado a cubrir conflictos de América Latina, África, Asia y los Balcanes.

Además, el miércoles y el jueves, Sánchez ofreció seis visitas guiadas a la exposición, con una media de 50 visitantes, en las que no explicó las fotografías -“ellas hablan por sí solas”, comenta-, pero sí reveló “la trastienda” del proyecto.

Sánchez destaca el “silencio absoluto” de quienes asistieron a las visitas, un silencio respetuoso, pero también causado por el impacto de sus fotografías. Porque el fotoperiodista reconoce que ‘Desaparecidos’ es una exposición “durísima” para el visitante, ya que muestra “la parte más dramática de los conflictos”. No por duras, las imágenes recogidas en la muestra son menos reales.

“Es algo que ocurre y más cerca de nosotros de lo que pensamos”, asegura Sánchez, quien recuerda que el epílogo de la exposición lo constituyen fotografías tomadas en España.

Esta entrada fue publicada en Exposiciones, Fotografías, Fotógrafos. Guarda el enlace permanente.