joyas-del-motorLeonoticias / Coches clásicos de brillantes colores y cromados relucientes listos para revista se muestran ordenadamente en la sala de temporales de La Casona de la Fundación Carriegos. Intercalados, personajes de la serie televisiva Mad Men y algunas arquitecturas cotidianas retratan el American Style, una nueva serie de fotografías de Esther Santás.

En esta muestra la artista reflexiona sobre el gusto actual, la elegancia y sofisticación de la cultura vintage, (colecciones de Prada, Ralph Lauren y Tommy Hilfiger, la imagen de Dita von Teese o Sarah Jessica Parker, y Mattel recreando los protagonistas de Mad Men en Ken y Barbie) como reacción de una sociedad desencantada, nostálgica del optimismo, de la fe en el progreso y en el crecimiento industrial que democratizó el consumo y el alarde del American Way of Life, una sociedad que necesita volver a esperanzarse retomando la estética del pasado, el objeto industrial, el producto o la marca comercial de la cultura de masas como un único, un valor clásico que permanece en el tiempo.

Los automóviles vintage, con más de veinticinco años, son considerados objetos de colección y bienes de inversión, -se revalorizan anualmente por encima de objetos artísticos y numismáticos- y se exhiben en ferias, semejantes a las artísticas, buscando distinciones de elegancia y conservación, valores a los que se unen otros intangibles como la pertenencia a personajes famosos.

En las imágenes de Esther Santás aparecen descontextualizados de ese entorno en un acabado de estética pop,- el movimiento artístico que elevó los objetos cotidianos desde los medios de comunicación a la categoría artística-, al servicio ahora del mismo objeto revestido de los caracteres tradicionales del arte (distintivo individual, único e imperecedero) mediante un cuidadoso tratamiento por capas que transforma su contemporaneidad en siluetas de comic, resaltando plenos de brillo, volumen y color, que se acentúan por efecto del soporte de la imagen, planchas offset de aluminio reutilizadas, y el montaje expositivo en serie.

En la inauguración de la exposición Pablo Alvarez Cortiñas, vicepresidente de la Fundación Carriegos, agradeció a Esther Santás su magnífico trabajo “que encuentra en La Casona el marco ideal para una exposición fotográfica de automóviles antiguos” y destacó “la fructífera relación de la Fundación Carriegos con la artista, galardonada en diferentes ediciones del Premio Carriegos de Pintura”.