La Nasa publica dos fotos de nebulosas a 1.800 años luz hechas en León

Cesar-Blanco-GonzalezLa Nasa ha seleccionado estas dos fotografías realizadas por César Blanco desde el Observatorio Astronómico Infrared de León.
La web APOD, perteneciente a la agencia espacial norteamericana NASA, ha proclamado como fotografías del día a dos astrofotografías realizadas por César Blanco González desde el Observatorio Astronómico Infrared de León del astrofotógrafo Manuel Fernández.

El procedimiento consiste en combinar oxígeno, hidrógeno y sulfuro, cada uno de ellos responsables de uno de los colores básicos en fotografía -rojo, verde y azul-, para a partir de ahí y en diferentes tomas lograr una amplia gama de colores.

La primera astrofotografía es de la nebulosa de Orión o también llamada M42. Como su nombre indica, está situada en la constelación de Orión y se encuentra a una distancia de 1500 años luz de nosotros.

Es una nebulosa muy estudiada pues en su interior se dan procesos de formación estelar, en los cuales, el gas de la nebulosa se concentra para formar estrellas nuevas y discos protoplanetarios a su alrededor.

La segunda astrofotografía es de la nebulosa IC 5067, o también conocida como nebulosa del Pelícano. Está situada en la constelación del Cisne y se encuentra a una distancia de 1800 años luz de nosotros.

Largo trabajo.

Tanto el equipo como el trabajo que conlleva realizar una fotografía de este tipo son costosos. Aunque las personas que se quieran iniciar pueden adquirir instrumentos más básicos, para tomar una imagen como la de Manuel Fernández se requiere material más sofisticado. “Para conseguir fotografías de esta profundiad, “esta foto tiene 30 horas de exposición durante muchas noches”, hay que tener un sistema asistido por ordenador muy potente, pues seguir objetos de estos durante muchas noches es complicado”.

Una vez escogida la parte concreta del firmamento a la que se desea fotografiar se la “persigue” con un telescopio auxiliar mientras el equipo va haciendo las fotografías. La cámara, por su parte, ha de ser astronómica y suele ir refrigerada para evitar todo el “ruido electrónico”, así como para soportar las largas exposiciones a las que se le somete.

Las nebulosas son regiones del espacio formadas mayoritariamente por hidrógeno y helio, y elementos químicos en forma de polvo cósmico. En muchas de ellas tiene lugar el nacimiento de las estrellas, de ahí que se asocien a estos cuerpos celestes jóvenes. La fotografiada por Manuel Fernández abarca un espacio de 30 años luz (cada año luz equivale a aproximadamente 9,4 billones de kilómetros).

Esta entrada fue publicada en Fotografías, Fotógrafos. Guarda el enlace permanente.