ALVARO-LAIZVerónica Viñas. Diario de León / La mina ha terminado siendo un oscuro objeto del Musac. El fotógrafo leonés Álvaro Laiz se ha adentrado en el corazón de los pozos para retratar un oficio que languidece. Sus instantáneas forman parte de la colectiva Sector Primario, que se inaugura el sábado y en la que otros cinco artistas reflexionan sobre la situación de la agricultura y la alimentación (Asunción Molinos Gordo), la vida rural y la ganadería (Antje Schiffers), el agua (Alfonso Borragán), la tierra (Paco Algaba) y el paisaje, la naturaleza y los animales salvajes (Javier Riera).

No es la primera vez que el Musac ofrece una visión artística de la minería. Con anterioridad Carmen Nogueira, en la exposición Castillete. Retrato minero, exploró los estragos del paisaje en el valle de Sabero. Y el artista francés Pierre Gonnord descendió a las simas del carbón y contó su historia a través de la cara sucia y la mirada triste de sus protagonistas.

Sector Primario es una de las tres exposiciones, junto a las colectivas Visita guiada y Self-timer Stories, que renueva el Musac este fin de semana, con una programación especial que incluye performances y música en directo, coincidiendo con el Día Internacional de los Museos.

El fotógrafo leonés Álvaro Laiz, que siguió por la taiga siberiana las huellas del Tigre de Amur, en un proyecto encargado por la Fundación Cerezales, lleva años reivindicando con su cámara a los olvidados, denunciando la situación de las mujeres en África, de los niños-soldado en Uganda, de los estragos del sida y poniendo rostro a la injusticia.

En el disparador

Self-timer Stories [Historias del autodisparador] es un curioso ‘experimento’ fotográfico. En un momento en el que selfie ha sido la palabra del año y las ‘autofotos’ se han convertido en una manera de autoafirmación, el Musac mostrará una colección de autorretratos hechos con un disparador automático. Instantáneas pertenecientes a artistas como Carolee Schneemann a Ana Mendieta, el canario Juan Hidalgo o el ucraniano Peter Weibel, que proceden de la Colección Federal de Fotografía de Austria.

Historias del autodisparador reúne 80 obras de 34 artistas nacionales e internacionales, con las que el Musac se adentra «en el tema omnipresente de la autorepresentación fotográfica a lo largo de varias generaciones en el contexto de una historia del arte-crítico de los medios y continúa hasta nuestros días como una historia de auto-temporizador fotografía como emancipador ‘clic’; un juego de mostrar y ocultar, de público y privado», según explica el museo en su web.

Visita guiada —cuyo título que lleva al equívoco porque este fin de semana habrá recorridos guiados las tres nuevas exposiciones a cargo de los artistas y comisarios— analiza, reflexiona y cuestiona las narrativas, funciones y convenciones del sistema del arte. Es una exposición montada con obras pertenecientes a la colección del Musac.

La entrada al museo será gratuita los días 16 y 17 de mayo y el centro de arte contemporáneo, que habitualmente cierra los lunes, abrirá excepcionalmente, también con entrada gratuita, el día 18. Entre las artistas que realizarán una performance destaca la norteamericana Martha Wilson, una de las pioneras en la introducción de la performance feminista en los años 70 en Estados Unidos.