El-Bierzo-hechizo-de-colorHoy se inaugura la exposición de Manuel Ovalle «El Bierzo, un hechizo de color» en la sala municipal de exposiciones San Marcelo, y podrá ser visitada hasta el 29 de este mismo mes. El horario es de lunes a viernes de 12:00 h a 14:00 h y de 18:00 a 21:00 h.
Aunque es un enamorado de su patria chica, San Juan de la Mata (León) -por nacimiento-  y de todos los  pequeños pueblos y paisajes del Bierzo, que visita con frecuencia, su cámara fotográfica perpetúa las imágenes de cualquier rincón que sea de su interés, confiriéndoles posteriormente a las tomas, su personal concepto artístico.
“Su trayectoria artística hace pensar en que su concepto y expresión artística está más cerca de los pictoralistas Van Gogh, Monet, Gauguin…y demás insignes artistas del pigmento y pincel, que propiamente de los más reconocidos autores fotográficos. Me fundamento, tanto en su tendencia actual como en la que ya mostraba en tiempos de las “polaroid” (allá por los 80 del siglo pasado),  que fue cuando Ovalle comenzó a distorsionar la emulsión fotográfica de las copias instantáneas de aquellos aparatos, hasta lograr efectos visuales mucho más pictóricos que propiamente fotográficos. La llegada de la era digital y los programas de edición/retoque han calado profundamente en Manuel Ovalle, como cabía esperar dada su trayectoria, ya que le han facilitado poder continuar experimentando dentro de su concepto pictórico de la fotografía.

José Alcocer, fundador de la revista fotográfica Diorama.

El paisaje es el escenario de la historia del hombre. La luz es la esencia de la vida. Manuel Ovalle es el fotógrafo que ha desafiado a la luz en sus paisajes.

Con un gran dominio de la técnica y composición logra una síntesis de la realidad, proveniente de su base intelectual. Poetiza sus imágenes e inmortaliza lo que pasa por su retina gracias a un perfeccionamiento experto que no deja flecos sueltos. Tiene una manera armoniosa de entender el arte porque la fotografía es el reflejo de sus propios y personales aconteceres. A pesar de la dificultad de plasmar figuras con la luz compleja, su estilo emana naturalidad, no se queda con la superficie sino que busca el fantasma que lo ha conmovido. En sus imágenes la luz rebota en los objetos y entra en nuestra mente multiplicada por diez. Remueve y explora las debilidades y grandezas de la tierra. Tiene Ovalle esa fuerza transformadora de gran expresividad y una consecuencia es que ayuda a conservar nuestro patrimonio natural y cultural.

Toño Criado. Periodista y escritor Premio. Luis Carandell de Periodismo Parlamentario

En su memoria prevalece constantemente la histórica frase… «Una imagen vale más que mil palabras». Su retina es capaz de polarizar el espectro luminoso, hasta convertir el paisaje en auténticas pinceladas coloristas, como si estas fotografías, fueran teñidas de nuevo por la mano del inmortal Vincent Van Gogh. Catedráticos de Bellas Artes, como el afamado José Sánchez Carralero, cuyos cuadros se encuentran en los mejores museos de Arte Moderno de todo el mundo, son conocedores de la obra de M. Ovalle. De este fotógrafo dice el catedrático: » A Manolo le ha de pasar lo que a la mayoría de los artistas; cuando su dedo, en armonía con su visión, deje de apretar ese botoncito, entonces valorarán In Memorian el trabajo magistral de este creador”.

P. Quiroga. Historiador.