Del mar a las alturas. Ruta Playa del Socorro-Teide. Álvaro Fernández Regúlez

Alvaro Fernández Regúlez: 26 de Julio de 2013, 7:00 de la mañana. Tomando el desayuno a orillas del Atlántico, con una agradable temperatura tinerfeña nos preparamos para un largo día de ascensión por una de las rutas de montaña más cambiantes de España.

La variedad de paisajes que nos regala es  muy agradecida para un día de fotografía. Con un desnivel positivo de aproximadamente 4000 m y 30 km de recorrido, veremos desde las negras playas de Tenerife a las fumarolas de azufre en la cima de España, pasando por bosques de pinar, pequeños pueblos, cultivos de plataneras, desiertos y un sin fin de paisajes extraños qeu nos dejó en su día el Teide y sus erupciones.

Partiendo de la playa del Socorro, al norte de la isla, y después de un tramo de plataneras se asciende por dos pequeñas poblaciones, Tigaiga e Icod el Alto, que dejaremos pronto atrás después de superar una fuerte pendiente que nos coloca a 1000 m de altura. Los paisajes que se divisan del litoral desde varios de los miradores de este tramo se prestan para hacer unas bonitas panorámicas de la zona.

Tras abandonar las ultimas casa, y tras varios minutos caminando por una pista de tierra podemos ver por primera vez la cima del Teide, ya que cerca de la costa, las brumas y las nubes que se acumulan en la Orotava no dejan ver la cumbre. Desde aqui podremos hacer las primeras fotos a nuestro objetivo, lo que nos mete también en la realidad de la larga caminata que nos espera.

Siguiendo por el bosque de pino canario y laureles se aprecia como el clima canario favorece a todo tipo de plantas, con bosques espesos y plantas que difícilmente alcanzarían ese porte en la península. A los que les guste la fotografía de flores y plantas tienen para perderse horas y horas.

Según pasan las horas cada vez la vegetación va perdiendo la batalla frente a la altura. Elk matorral bajo y seco, y la tierra polvorienta va transformando el paisaje en un desierto que alcanza su esplendor al entrar en el Parque Nacional.

Caminos marcados nos indican la ruta a seguir, sorteando rocas de lava expulsadas por el volcán con formas extrañas que invitan a romper cualquier regla de composición aprendida.

Tras unas horas caminando por un paisaje sacado de las películas del oeste y ya en pleno atardecer entramos en el terreno de la piedra pómez y los “huevos” del Teide, grandes rocas negras escupidas por el volcán puestas al azar entre la arena de la llamada Montaña Blanca, pequeño promontorio a las faldas del cono que destaca por su color más claro a causa de la piedra pómez.

El último tramo hasta llegar al refugio de Altavista se presenta en un empinado zigzag, de 1000m de desnivel, que se supera en hora y media aproximadamente en el que te acuerdas de “¿para que me traería yo la reflex con el trípode, con las compactas tan majas que hay por ahi?”, pero bueno, una vez llegados al refugio esto se olvida y se puede disfrutar de una noche con estrellas y unas vistas de la isla que merece la pena el esfuerzo.

Muy pronto por la mañana, a eso de las 5:00 se parte hacia la cumbre. Esto nos permite ver amanecer desde lo alto, y poder estar todo el tiempo que se quiera en la cumbre, ya que de otra manera los permisos para acceder al volcán solo te permiten estar unos pocos minutos en el cráter.

En este viaje la pena fue no poder casi ni sacar la cámara en la cima, ya que era tal el viento que había que ir pegado al suelo y agarrándose a lo que uno buenamente pudiese o podías acabar bajando más rápido de lo deseado.

El descenso, cansado pero a la vez animado permitió hacer alguna que otra foto. Aquí dejo las que a mí más me gustan, siendo aún un aprendiz, pero encantado de dejar esta pequeña aportación para FOCUS.

Nada más me queda agradecer a mis compañeros de viaje, mi hermana y mi primo, que sufrieron como yo una dura pero agradecida caminata por la cima de España.

Álvaro Fernández Regúlez

Esta entrada fue publicada en Artículos Socios, Fotografías, Fotógrafos. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Del mar a las alturas. Ruta Playa del Socorro-Teide. Álvaro Fernández Regúlez

  1. Oscar Calzado dijo:

    Fantástico artículo Álvaro, muchas gracias por compartir tu experiencia con nosotros y por descubirinos un itinerario fantástico y muy diferente para ser dentro de nuestro país.

    Preciosas fotos y bonitas palabras.

  2. Luis Canal dijo:

    Fenomenal Álvaro, un buen comienzo para animar a los socios a que mostremos nuestro trabajo. Bien por las fotos y el texto escrito con mucho gusto.

  3. Bengonfer dijo:

    Estupendo Álvaro, tu descripción de la ruta y tus muy muy buenas tomas.
    Gracias por compartir tú experiencia.

  4. Alvaro dijo:

    Un honor haber inaugurado esta serie de articulos, espero que sirva para animaros a todos a escribir. Gracias por los comentarios

  5. Gemma dijo:

    Después de haber leído el artículo, me entran unas ganas locas de ir. Está genial!!
    Fantásticas fotos.

  6. Beatriz dijo:

    Unas fotos estupendas y el artículo muy descriptivo y buenísimo.
    Apetece estar allí y poder contemplar paisajes tan únicos.
    Gracias por compartirlos!!

  7. Oscar Luis dijo:

    Enhorabuena Álvaro, me ha encantado tu artículo, tanto las muestras fotográficas del lugar como el relato de la ruta.
    Muchas gracias por compartirla y por tener la valentía de inaugurar la serie 😉

  8. ziomara dijo:

    me gustaría participar este año en octubre aqui en tenerife pero no encuentro donde he de inscribirme, podrías ayudarme. gracias

    • Luis Canal dijo:

      Hola. Pues no sé a que te refieres exactamente. Podrías especificar para poder ayudarte?

Los comentarios están cerrados.