Crónicas de un pueblo

El cineasta Chus Domínguez recopila la memoria visual de las riberas del Porma y el Curueño en un gran proyecto que ya se puede contemplar en la Fundación Cerezales.
e. gancedo |Diario de León.
A estas vitrinas se asoman paisanos embarcados en la labor cíclica e inacabable del arado y la trilla, del pastoreo y de la vecera, de la matanza del gocho. Se asoman con asombro niños y niñas enjaezados de primera comunión, soldados, cazadores, familias de fiesta y romería, curas, monjas, maestros y tenderos. La memoria visual de toda una zona de León,
las riberas medias del Porma —comarca tradicionalmente llamada El Condado— y del Curueño ha sido cuidadosamente recopilada, a través de fotografías antiguas, por el documentalista leonés Chus Domínguez en Territorio Archivo, un proyecto de la Fundación Cerezales Antonio & Cinia parte del cual ya puede verse en la sede de esta institución.

Domínguez recalcaba ayer durante la presentación de la exposición que el proyecto se enmarca «en la necesidad de recuperar una visión renovada de nuestros territorios rurales, y para ello es necesario un esfuerzo desde las diferentes instituciones que requiere pisar esos territorios y estar en contacto con sus habitantes». «En concreto, la idea —explicó— surgió como una invitación de la Fundación Cerezales para que hiciera un vídeo dentro de su programa de etnoeducación sobre la población y el territorio en el que la fundación se encuentra ubicada. La zona del Condado-Curueño, como muchas otras comarcas rurales, sufre un problema de despoblamiento que me hizo cuestionarme la idea de realizar un audiovisual. Pensando en las diferentes formas de acercarme a la realidad de la comarca, finalmente encontré la fórmula del ‘archivo expandido’ como la más adecuada para reflejar esa realidad y plantear una mirada también dirigida hacia el futuro».

De esta manera, Territorio Archivo «es un proyecto que trata de ofrecer una visión renovada de la comarca a través de un archivo en el que se catalogan las fotografías aportadas por los propios habitantes de sus pueblos». Un archivo que podrá consultarse en Internet y que, a su vez, «generará toda una serie de actividades como la exposición del propio archivo, que permitirá a cualquier persona utilizarlo y actualizarlo para provocar otra forma de conocer (o reconocer) ese territorio», continúa el cineasta.

«La figura esencial del proyecto es la de los habitantes de la comarca, que han colaborado en el mismo cediendo al archivo una copia digital de las fotografías que poseen, y a su vez siendo los custodios de las fotografías originales», asevera Domínguez.

El proyecto cuenta con el comisariado de Alfredo Puente así como con la participación del personal de la Fundación Cerezales, Zaida Llamas en la labor de archivera y Alicia Mira en todo lo relacionado con las actividades pedagógicas vinculadas al archivo. Un equipo formado por María Casáis y Guillermo García se encargó del desarrollo web. Además, asesoraron Jorge Blasco, director del proyecto Culturas de archivo, y Araceli Corbo, responsable de la biblioteca y el centro de documentación del Musac.

Esta entrada fue publicada en Exposiciones, Noticias. Guarda el enlace permanente.