Alix en estado puro

Leonoticias. La Fábrica edita ‘Autorretrato’, un libro con más de 150 fotografías del leonés Alberto García-Alix que repasa su trabajo autobiográfico.
La Fábrica Editorial ha publicado ‘Autorretrato’, un volumen de 220 páginas que reúne más de 150 fotografías (muhcas de ellas inéditas hasta ahora) del leonés Alberto García-Alix, relacionadas con su trabajo autobiográfico.

Se trata de su obra más autorreferencial, y la publicación (a la venta por 44 euros) coincide con la exposición organizada en Barcelona por La Virreina Centre de la Imatge, comisariada por Nicolás Combarro, que abrirá sus puertas desde este jueves hasta el 5 de mayo con una selección de 70 de estas obras.

Según informan desde La Fábrica, es difícil encontrar en la obra de García-Alix alguna pieza que no sea intensamente autorreferencial. “Se podría decir que toda su obra, en conjunto, es un gran autorretrato. Pero su concepto de autorretrato es muy amplio, ya que abarca una gran parte de su obra en la que se considera reflejado”, apuntan.

‘Autorretrato’ permite seguir la evolución de la lectura del concepto del género que el leonés ha realizado a lo largo de sus más de 30 años de carrera. El libro no es una documentación cronológica de su vida ni un ejercicio egocéntrico. La forma en la que el fotógrafo se mira a través de la fotografía evoluciona a lo largo de los años y adopta diferentes variantes.

En la publicación se recogen desde los primeros autorretratos de finales de los 70 a las fotografías de fragmentos de su cuerpo. De los “paisajes interiores”, lugares que forman parte de sus vivencias y sobre los que siente la necesitad de proyectarse a fragmentos de sus trabajos en vídeo como ‘De donde no se vuelve’ o ‘Tres vídeos tristes’.

Desde la fotografía que abre el libro, ‘Mi barrio’ (1986), hasta ‘Primavera en París’ (2003), que lo cierra, pasa por los ojos del lector la esencia del creador. Mucho más allá de la mera fotografía de sí mismo, García-Alix desvela su evolución personal y profesional. En sus propias palabras “retraté mis posesiones, mis vicios y las esquinas de calles por las que me moví porque quería elevarlas a la altura de una épica. La vanidad del exceso, su gloria y sus heridas, condujeron mi mirada. Buscaba un lirismo visual sujeto a mi febril acontecer diario. Un territorio virgen donde imponerme y manifestar mi identidad, sin más sentido que alimentar mi deseo libertario de ser y de ver”.

Sobre el miedo

Este desnudo radical a través de las imágenes se completa con el texto ‘Escondido en mi miedo’, donde el artista explica cómo a través de la fotografía busca verbalizar “con el corazón en un puño”, su mirada. Durante toda su carrera fotográfica, audiovisual y escrita, ha trabajado en una dimensión emocional y autorreferencial que convierte todo su trabajo, mirado en conjunto, en un gran autorretrato expandido.

“Hace décadas que perdí a golpes mi primitiva e ingenua creencia en lo pacífico de la imagen. Ahora sé que su violencia es mayor que su capacidad redentora y sé que hay algo masoquista y cruel en mi insistencia en verme, pues me ha convertido en un rabioso exhibicionista de mi tiempo y mi angustia. Pero no deja de ser un ejercicio de vitalidad y el motivo o la causa para alejar, aunque solo sea por un instante, mi intenso miedo”, reflexiona en el texto.

El libro permite acercar al lector a la comprensión de una parte clave de su obra, marcada por el carácter autobiográfico y por el esfuerzo constante de mirarse, de encontrarse consigo mismo a través del ejercicio fotográfico.

Alberto García-Alix (León, 1956) ha realizado desde 1981 numerosas exposiciones, entre las que destacan las celebradas en el Círculo de Bellas Artes (PHotoEspaña, 1998), el Museo Español de Arte Contemporáneo (2002), Les Rencontres Internationales d’Arlès (2007) y el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (2008). Ha publicado más de una docena de libros de fotografía, ‘comoBikers’ (1993), ‘Alberto García-Alix. Fotografías. 1978-1998’ y ‘Llorando a aquella que creyó amarme’ (2002). Ha firmado varios vídeos de creación donde palabra e imagen se fusionan con igual fuerza expresiva, como ‘Tres vídeos tristes’ (2006) o ‘De donde no se vuelve’ (2008).

Su faceta de escritor se ha visto reflejada en la publicación de alrededor de cincuenta textos ensayísticos, relatos y cuentos en prensa diaria, revistas culturales (‘Sur Exprés’, ‘El Europeo’, ‘Eñe’, ‘Matador’…) y libros de imágenes como ‘No me sigas… estoy perdido’ (2006), ‘De donde no se vuelve’ (2008) o ‘Moriremos mirando’ (2009). Como editor, creó la revista de culto ‘El canto de la tripulación’ y codirigió la colección ‘Los Libros del Cuervo’.

Ha recibido los principales premios españoles en reconocimiento a su carrera: Premio Nacional de Fotografía (1999), Premio Bartolomé Ros (2003), Premio de Fotografía de la Comunidad de Madrid (2004) y Premio PHotoEspaña (2012). Su obra también se ha desarrollado también en Francia y China, países donde ha trabajado y residido.

Esta entrada fue publicada en Fotógrafos, Noticias. Guarda el enlace permanente.