El pase de diapositivas requiere JavaScript.

ABC / El pasado fin de semana el fotógrafo leonés Alberto García Alix en colaboración con FOCUS, asociación de fotógrafos leoneses impartió un taller los cuales van mucho más allá de una clase al uso sobre fotografía. 
Asegura darse a sí mismo en cada una de las sesiones, en las que dice hacer «un esfuerzo muy grande» para que los asistentes puedan observar cómo funciona su cabeza frente a la imagen. El objetivo es que su «manera de ver» aporte algo a los que asisten a los cursos, que él mismo vive como una «experiencia muy positiva» en el sentido de que se ve «obligado, al hablar públicamente, a clarificar un discurso que a ellos les sirva porque, en definitiva, enseñar es seducir», señala.

El taller que el Premio Nacional de Fotografía en 1999 impartió este fin de semana en el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac) contó con más de 50 inscritos entre los que se seleccionaron 15. «Con mucha gente no puedo trabajar porque me gusta el pase por cámara y así se hace difícil, y los que hay ya son muchos», puntualiza.

En sesiones de mañana y tarde, el sábado y el domingo este grupo de alumnos pudieron conocer de cerca la forma de trabajar de García-Álix. Uno de los talleres del Departamento de Educación y Acción Cultural (Deac) del Musac sirvió en la mañana del sábado para desarrollar la clase. En ella, resume García-Alix, fundamentalmente «hemos hecho fotos». Hasta pasadas las 14.00 horas, cuando estaba previsto el fin de la primera sesión, llevaron a cabo un ejercicio con la habitación de la que disponían, la luz y el decorado. Retrataron a tres personas y conocieron la particular forma de enfrentarse a la imagen del artista. «En ese ejercicio de hacer fotos ellos están viendo dónde está yendo mi cabeza y dónde va el objetivo, dónde voy a poner el foco, si en un primer plano, en un plano general… y de qué me habla esto o lo otro», apunta.

Exposición

En la actividad, que se organizó en relación a la exposición «Sombras del viento» -que recorre más de 30 años de trabajo fotográfico de García-Álix en torno a los temas del retrato y la moto y que puede visitarse en el Musac hasta el día 31- tuvo especial importancia el retrato al que asegura que, «tarde o temprano todos los fotógrafos se enfrentan».