MACU-MORANMarcelino Cuevas. Diario de León / La artista leonesa Macu Morán llega a su tierra en el tiempo de las ondas gravitacionales que, como ustedes saben, constituyen una consecuencia de la teoría de la relatividad general de Einstein y se transmiten a la velocidad de la luz. La joven creadora, cuya obra puede verse estos días en la galería de arte Cinabrio, mira la Tierra desde una perspectiva estelar. Nos estudia desde Kepler-186f, un planeta de características semejantes al nuestro pero situado a miles de años luz en muchos aspectos. La vida en otra tierra, una vida paralela que nos permite conocer desde una visión diferente nuestra propia realidad.

Macu Morán ha vivido en diferentes países y ha realizado trabajos muy distintos, pero siempre conectados de alguna manera con el arte. Las obras que ahora presenta en Cinabrio son un claro exponente de la amplitud de su pensamiento. Desde imágenes microscópicas magnificadas por las técnicas digitales a peculiares visiones de la naturaleza, pero siempre con una clara intención de destacar el color y de rescatar los misterios que desde hace cientos de siglos se esconden en las grietas del planeta. Ella intenta siempre desvelar el código orgánico que considera catalizador del multi-universo.

En la exposición se incluye el vídeo titulado Life=mc2, una sucesión de imágenes en las que, partiendo de lo más pequeño, va revelando su visión de la vida a través de personas y objetos. «La vida —explica— no se crea ni se destruye sino que se transforma, lo que valida científicamente fundamentos ontológicos de nuestra civilización, como la reencarnación, tan remotamente considerada hoy en día. Esto sitúa la obra en el cruce entre el arte, la ciencia y la espiritualidad, apelando al instinto y la sensibilidad como vías de percepción de realidades superiores, inconcebibles por la razón».

Macu Morán es artista, investigadora cultural y comisaria de arte. Después de una larga trayectoria como directora de Nuevos Mercados Artnet Worldwide Corporation en la ciudad de Nueva York, sus intereses en arte, ciencia y tecnología la llevaron a crear modelos sostenibles para las industrias culturales mediante las plataformas de tasación y catalogación visual de obra tecnológica del holding Imagaleri Spectrum.

Pero, además, ha comisariado distintas exposiciones en las ferias de arte digital y de vídeoarte de París y Nueva York, seguidas por varias ediciones del Festival de Arte Contemporáneo de Barcelona.