ponte-el-cuerpoE. Gancedo. Diario de León / Como una alegoría de lo palpable o una radiografía de lo cercano, las dos nuevas exposiciones del Musac, Ponte el cuerpo, de Javier Codesal, y Fuera de cobertura, de Ginés Martínez, se fijan, respectivamente, en los elocuentes mapas de la piel humana y en aquellas producciones culturales que se fabrican con las manos y no con anónimas maquinarias o frías digitalizaciones. Ambas exhibiciones se abren hoy al público y ayer los autores, junto al director del museo de arte contemporáneo leonés, Manuel Olveira, detallaron sus perfiles.

La primera, más que una retrospectiva, es una «exposición temática» en torno al cuerpo firmada por el polifacético fotógrafo, videoartista, dibujante y poeta Javier Codesal (Sabiñánigo, Huesca, 1958), ubicada en la sala III y que contiene obras creadas entre 1988 y 2015. «Codesal lleva siendo actualidad desde los años ochenta», recordó Olveira, haciendo ver cómo el oscense aúna imagen fija, en movimiento y piezas físicas para reflexionar sobre la especie humana y sus atribulaciones. El artista, por su parte, destacó la serie fotográfica elaborada este mismo año y que da título a toda la exhibición; un particular ‘striptease’ masculino de no poco impacto visual. «Es una obra que lanza hilos a todas las demás; a mí me gustaría que abriera un nuevo ciclo, más que cerrara el anterior», expresó.

«Estamos ante uno de los artistas españoles que mejor ha sabido estructurar un lenguaje propio a partir de la utilización del vídeo y del espacio, dentro de una tradición audiovisual enraizada en lo antropológico, lo vernacular o el folclore —informaron desde el Musac—. En su trabajo se suceden múltiples temas: el paso del tiempo, la memoria, la incomunicación, la pérdida y la muerte, lo real y el deseo y, en general, la actualización de la práctica del retrato».

Extensas periferias

Al mismo tiempo, el artista e investigador vallisoletano Ginés Martínez ha logrado convertir el Proyecto Vitrinas en una gran cartografía que ayuda al público a no perderse en el marasmo de las publicaciones alternativas. Fuera de cobertura. Una panorámica de la edición independiente en la Península Ibérica recoge algunos números muy representativos de este tipo de revistas culturales (incluidas varias leonesas, entre ellas el fanzine Meando contra viento), pero también incluye un amplio archivo digital, un cromático atlas de mano desplegable y una serie de curiosísimos doorags (foto pequeña sobre estas líneas) o pequeños utensilios y juguetes intervenidos y convertidos en instrumentos musicales únicos que precisamente serán empleados en el concierto de mañana. Y sobre estas ediciones coincidían Martínez y Olveira en que el denominador común es «su lejanía de los circuitos comerciales. Desde hace un tiempo asistimos a una gran proliferación de estas publicaciones pero eso no ha ido acompañado de una mayor visibilidad». «Y eso que la perifera es realmente grande…», sintetizaba Ginés. Fuera de cobertura, además, está acompañada de un programa de charlas y talleres que tendrán lugar entre el 5 y el 8 de mayo.