Los negativos de la nostalgia.

Cristina Fanjul. Diario de León. El club Xeitu edita un libro con imágenes del valle de Laciana que suponen el primer testimonio gráfico de los paisajes naturales y humanos de la Montaña Occidental.

Todas ellas fueron hechas con una Kodak Autographic nº 3A, cámara que aún se conserva y que fue una de las que más popularizó la fotografía en aquellos años. Su valor radica no sólo en su antigüedad —son anteriores a las realizadas por F. Kruger en su estudio sobre las cabeceras de Asturias— sino en la mirada con la que se enfocaron los paisajes que captó la cámara.

Y es que José y Francisco García Rubio realizaron, tal vez sin saberlo, un álbum de una vida (la de los habitantes de Villager de Laciana) que iba desapareciendo mientras ellos revelaban las imágenes que captaban cada verano. La colección de imágenes es una de las más importantes de la Cordillera Cantábrica por su antigüedad y por recoger escenas principalmente etnográficas. Además, se da la circunstancia de que en los años en que se hicieron estas fotos, el Valle de Laciana cambió de manera radical tanto económica como social y demográficamente con el auge de la minería del carbón, sobre todo a partir de 1918, por lo que puede decirse que las imágenes testimonian unos modos de vida que iniciaban su desaparición.

El club Xeitu acaba de alumbrar un libro con esas fotografías, instantáneas tomadas en el Valle de Laciana entre 1918 y 1924 que suponen un recorrido biográfico por la vida de ambos hermanos. Esta obra, cuyos autores son Víctor del Reguero y Manuel Gancedo, recoge 140 imágenes comentadas, muchas de las cuales han sido restauradas para su aparición. Entre ellas, tienen cabida vistas de algunos pueblos y rincones del valle, destacándose escenarios ya desaparecidos y casas de teitu. Además, se presentan escenas de tareas ya perdidas como la siega de la hierba, el quehacer en las brañas, la ganadería o el proceso de siega, maja y molido para la elaboración del pan. Otras series recogen momentos como los populares churrascos que se celebraron durante muchos años en Villager, de la mano del añorado Aladino, las meriendas y feisoladas de los mozos de los pueblos en las brañas o la facendera para la construcción del desaparecido puente de la Argaxada en 1919. También hay impactantes escenas del arrastre de piedras del río por varias parejas de vacas o una notable serie dedicada a las bodas celebradas a la antigua usanza, con las cantadoras ataviadas con trajes regionales y sus panderos.

Este nuevo trabajo de recuperación de la cultura de la zona, con el que el Club Xeitu pretende iniciar una colección dedicada a la fotografía antigua, ha contado con la ayuda de la Junta de Castilla y León y Caja España-Caja Duero. Paralelamente a la publicación del libro, se ha inaugurado una exposición con algunas de sus imágenes., que podrá verse hasta el 31 de marzo en el restorán El Campillo de Sosas de Laciana.

Melancolía desde Suiza
José y Francisco García Rubio, nacidos en 1897 y 1900 respectivamente, fueron enviados a Madrid dentro de la corriente migratoria de su época para trabajar en los comercios que tenía en la capital la familia de su madre. José lo haría en Rodríguez Hermanos, mientras que su hermano Francisco llegó a Calzados Eureka. Siguiendo una antigua costumbre familiar, los jóvenes eran enviados al extranjero para recibir nociones de comercio e industrias de la piel y aprender francés.

Coincidiendo con la época en que tomaron estas imágenes, los hermanos García Rubio permanecieron durante algunos años en Suiza. Esa lejanía geográfica les impregnó de melancolía por el terruño y ambos veinteañeros supieron aprovechar cada uno de sus regresos estivales para captar fotografías que luego se llevaban de regreso para curar su nostalgia. En paralelo, los miembros del Club Xeitu han trabajado en la identificación de los escenarios, tareas y personajes que figuran en la colección, habiéndose conseguido averiguar gran parte de cuantos y cuanto en ellas aparece, datos que se ofrecen al lector en pies de foto y textos explicativos. Además, otros textos ahondan en la biografía de los dos autores de las imágenes y la vida en la época en Laciana

Esta entrada fue publicada en Fotografías, Noticias. Guarda el enlace permanente.