La uniformidad de la mujer frente a la mayor disparidad del hombre

Vicente y MarcelinoJ. Revuelta / León
Ellas Ellos’ es el título de la exposición que hasta el próximo 30 de mayo acoge la Fundación Vela Zanetti y de la que son autores Vicente García y Marcelino Cuevas, dos personas estrechamente vinculadas con el mundo del arte y de la fotografía. En esta ocasión han querido rendir tributo a otras personalidades del ámbito artístico leonés a través de una serie de retratos que, en el caso de Cuevas, ha querido enmarcar y de paso retocar tirando un poco de la ironía. “Los dos conocemos muy bien a la mayoría de artistas leoneses y por cuestiones operativas decidimos que uno se encargara de los chicos y el otro de las chicas. A mí me tocó lidiar con Ellos y lo llevé con bastante rigor, pues no hice más que un trabajo con los artistasy como en el libro de Neruda puse una canción desesperada incorporando una foto de mi hijo”, señala Marcelino, que dejó a Ellas en buenas manos, las de su amigo Vicente García.
Parafraseando a Neruda no llegó a los ‘20 poemas de amor y una canción desesperada’ sino que se quedó en catorce artistas y un elemento diferenciador en la figura de su vástago. “Vicente hizo algo parecido, pero perdió un poco de vista a los artistas en la elaboración de la exposición”, comenta Cuevas, que es consciente de que con la llegada de la técnica digital a la fotografía hoy todo el mundoes capaz de practicar este arte porque existe una gran cultura visualy la gente ha asimilado el lenguaje incluso de una manera inconsciente. “A fuerza de hacer fotografías es muy raro la persona que no se siente artista y que no se siente fotógrafo”, reconoce Cuevas, para quien resulta saludable esta democratización del arte, si bien advierte de los peligros de una cierta masificación, por lo que en su caso ha querido hacer las cosas al revés. “He ido al rastro y he comprado los marcos. El siguiente paso ha sido buscar unos fondos que finalmente he encontrado en fotografías que expuse tiempo atrás y que se parecían a los cuadros abstractos de los años 50 y 60 del siglo pasado. Las fotos de los artistas las he reproducido en blanco y negro o sepia como máximo y las he recortado en plan salvaje. Con eso he llevado a cabo el montaje de cada cuadro”, explica Marcelino, que reconoce que en todo ese proceso no ha faltado el humor a la hora de ubicar a cada modelo en un escenario determinado. “Uno de los marcos que adquirí en el rastro traía un cromo muy bonito del siglo XIX con una imagen un tanto kitsch de una Virgen, cuyo rostro cambié por el de Nadir, una artista sensible que desprende un cierto misticismo. Otro era un marco precioso, hexagonal, con una estampa en la que solo quedaba sitio para poner una foto de Sebastián Román, un artista que trabaja con materiales reciclados y sirve en este caso de contrapunto a la imagen romántica que tenía el cuadro. En el caso de Ramón Villa he querido recordarle sus contactos con la gastronomía y le he puesto como sombrero la célebre cesta de pan de Salvador Dalí. Todos tienen su aquel y les he buscado un poco la ironía y sobre todo un gesto que les caracterice”.
Vicente García quiere precisar que no todas las mujeres que forman parte de la muestra son personas relacionadas con el arte. “También he querido incorporar a personas de mi ámbito familiary afectivo, como mi hija o la chica que sale con mi hijo”, señala García, que aporta a la muestra ‘Ellas Ellos’ diez instantáneas, algunas de veteranas artistas como Castorina o Herminia de Lucas. Una de las características que diferencia su propuesta de la de Cuevases que la suya está desprovista de elementos ornamentales. “Las fotografías de Marcelino son diferentes, todas ellas cuentan con un marco y están colocadas a distinta altura. Las mías son todas iguales de tamaño, no llevan marco, son fotos sobre cartón pluma y están colocadas a la misma altura. La uniformidad de la mujer frente a la disparidad del hombre”.

Esta entrada fue publicada en Exposiciones en León, Fotografías, Fotógrafos. Guarda el enlace permanente.