VICENTE-GARCIAMarcelino Cuevas. Diario de León / Vicente García es un clásico de la fotografía leonesa. Lleva casi cincuenta años retratando todo lo que se mueve en la ciudad y en la provincia, especialmente la naturaleza agreste de la montaña. Lo más difícil parta él a la hora de plantearse una exposición es seleccionar las fotografías. «Tengo miles -dice- casi podría decir cientos de miles de cada tema. Días pasados, cuando me planteaba esta exposición en el bar de tapas y restaurante Plaza Conde, pensé primero en los reportajes que he realizado años anteriores en el lejano oriente, Vietnam, Tailandia, Camboya, Birmania… pero al no ser muy grande el espacio expositivo decidí quedarme aquí en la provincia leonesa contemplando lo hermoso de nuestros paisajes. En el planteamiento de la muestra colaboró como comisaria Tania Blanco». El fotógrafo ha titulado la exposición Dos estaciones, refiriéndose al otoño y el invierno. «A pesar de venir muy juntas -explica- son dos momentos muy diferentes. En otoño son los colores dorados y casi rojos los que predominan y en solo unos días las cosas la cambian radicalmente, sobre todo cuando llega nieve y lo cubre todo con su manto blanco». Y estos dos momentos son los que ha capturado en sus fotos Vicente García, los árboles orgullosos luciendo sus últimas galas del año, y los paisajes nevados, poniendo una especial atención a la erosión que los elementos cusan en las montañas nevadas. Extraños surcos, dibujos fantásticos que hacen que las fotografías se conviertan en auténticos cuadros abstractos llenos de atractivo. En el Plazo Conde se han tomado muy en serio su ciclo de exposiciones y complementan las inauguraciones con actos poéticos y musicales. En este caso se contó con la presentación del poeta Felipe Piñeiro y la música de Mónica Jorquera, así como con la lectura de distintos poemas por varios artistas.