IntoleranciaDale una máscara a un ser humano, y te contará la verdad.
Mediante esta serie, quiero llamar la atención sobre el dogmatismo, el dominio, el hecho de querer imponer por la fuerza las propias ideas (simbolizadas por los paños y las máscaras) y el intento de sometimiento y anulación del otro. La máscara con la que una persona puede cubrirse (enmascararse) para no ser reconocida, para confundirse con otra o para practicar ciertas actividades escénicas o rituales, termina por convertirse en rostro, protegiéndola y vinculándola con el grupo al que pertenece, pero a cambio de pagar un alto precio: la pérdida de la individualidad y la obligación permanente de sostener contra el resto una cosmovisión, una idea del mundo, al tiempo que el deber irrenunciable de imponerla a todo trance. Todos, de una u otra forma, y más allá de aquellos lugares comunes de los que nos gusta sentirnos alejados por moda o conveniencia personal, somos intolerantes.

http://marcerodriguezyebra.tumblr.com