AlixDiario de León / Alberto García-Alix impartirá los días 16 y 17 de enero un taller teórico-práctico en el Musac, en el marco de su exposición  Sombras del viento, que puede visitarse hasta el día 31 de este mes. Durante el desarrollo de la actividad, organizada en colaboración con la Asociación de Fotógrafos Leoneses Focus, el Premio Nacional de Fotografía 1999 abordará cuestiones relacionadas con el lenguaje y práctica fotográfica que se desprenden de su trayectoria profesional, caracterizada por el dominio del retrato y de la composición.

Quince fotógrafos profesionales y aficionados participarán en el taller tras haber sido seleccionados por el artista, a partir de sus cartas de motivación y currículums, entre las más de cincuenta inscripciones recibidas hasta el 31 de diciembre.

García-Alix se ha convertido a lo largo de sus más de treinta años de carrera en uno de los referentes de la fotografía contemporánea europea. Aunque su práctica se centra principalmente en el ámbito fotográfico, ha realizado también piezas en vídeo y numerosos textos. Su trabajo ha sido expuesto en grandes centros de arte como el MNCARS (Madrid), la Maison Européene de la Photographie (París, Francia), el Ullens Center for Contemporary Art (Pekín, China) o la Moscow House of Photographie (Moscú, Rusia). Alberto García-Alix ha recibido el Premio Nacional de Fotografía (1999) del Ministerio de Cultura de España, entre otros galardones y su obra se encuentra en colecciones como la Deutsche Börse (Frankfurt, Alemania), el Fonds National d’Art Contemporain (París, Francia), o Foto Museum Den HAAG (TheHague, Holanda).

Actualmente puede visitarse en Musac su exposición Sombras del viento, un proyecto específico para el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León que construye un puente entre presente y pasado en la trayectoria del artista, siguiendo el hilo narrativo de dos publicaciones que García-Alix realizó en el año 1993: Bikers y Los malheridos, los bien amados, los traidores. Estos trabajos resumen dos de las temáticas esenciales del artista leonés, que siguen siendo una fuente de inspiración en la actualidad: la moto y el retrato, dos formas esenciales para el artista de comprensión de la realidad a través de la fotografía. La exposición muestra a partir de más de 100 obras la progresión en el tratamiento de estos dos corpus elementales en su obra, que constatan el paso del tiempo y la evolución formal hacia un uso más abstracto y alegórico de la imagen