Jaime-MassieuEl madrileño Jaime Massieu http://jaimemassieu.com/, de 24 años, ha ganado el prestigioso Sony World Photography Award en la categoría ‘abierta’ y en la sección ‘décimas de segundo’, con la espectacular instantánea en blanco y negro de un acróbata húngaro volando ante una canasta de baloncesto.
Massieu se encontraba en Namibia, de vacaciones con la familia, cuando recibió la noticia. Era uno de los diez finalistas españoles que habían logrado abrirse paso entre más de 173.000 fotógrafos de 171 países. La imagen formará parte de la exposición de del Sony World Photography Award en la Somerset House de Londres del 24 de abril al 10 de mayo.
La «especialidad» de Massieu es la escena musical negra madrileña, que lleva fotografiando desde el 2010. «Todas las noches puedes conocer a gente nueva, de cualquier parte del mundo, de paso o residente, que te enriquece de alguna manera. Si García Alix documentó la movida sin saberlo, yo quiero poder decir dentro de 20 años que documenté la escena musical de Madrid hasta que aguante…».
Massieu trabaja también el vídeo, el retrato y la foto de viajes, aunque ha sido al final una instantánea urbana, totalmente inesperada, la que le ha abierto las puertas del éxito profesional…
«La foto premiada la hice mientras trabajaba en un ‘stand’ durante el mundial de baloncesto: diecisiete días seguidos a pleno sol y en agosto. De repente, escuchamos al locutor de la ‘fan zone’ diciendo que algo espectacular estaba pasando en el ‘stand’ de al lado: unos acróbatas húngaros estaban haciendo maravillas con el balón de baloncesto, saltando, volando, arriba y abajo».
A mano tenía tan sólo un gran angular. Un fotógrafo de la Federación le prestó un ‘tele’ y no dejó de disparar hasta captar el más difícil todavía. Casualmente, esa misma noche coincidió con el acróbata en una ‘jam sesión’ de Cosmosoul en el Barco: «Le enseñe la foto y le gustó muchísimo. Nos despedimos, le dejé una tarjeta y hasta hoy».
«No me gusta pensar en lo que va a ser de mí dentro de un tiempo, me da una especie de vértigo que intento evitar», asegura Massieu, con la noticia del Sony Award ya bajo el brazo. «España vive una situación complicada y trabajar en la cultura es algo complicado también … La música es un sector que ha sufrido mucho con la crisis, y ése es el ambiente en el que me muevo, más que en el mundillo fotográfico, que tampoco pero debe de estar mucho mejor por lo que me cuentan mis amigos ‘foteros'».
«La fotografía, por desgracia, no se aprecia, ni tampoco se respeta la autoría», asegura Massieu. «Yo vivo a caballo entre los dos mundos, pero lo que me da dinero hoy por hoy es el vídeo».
Junto a Jaime Massieu, otros cuatro españoles quedaron finalistas en categoría «abierta»: César March, Sergio Díaz, Raquel Lopez-Chicheri y Jorge Fernández. Otros cinco llegaron a estar también en la recta final en la categoría profesionla: Jordi Pizarro, Laia Abril, Álvaro Gómez Pidal, JM López y Rubén Salgado Escudero.