PHE 2014La mirada de polifemo / En una edición de PhotoEspaña dedicada a la fotografía española, no podían faltar algunos de los nombres más grandes que ha dado nuestro país.
Son varias las exposiciones que hacen un repaso a la obra de grandes fotógrafos españoles mostrando fotografías tomadas desde más o menos mediados del siglo pasado hasta su final y cuyo visionado es un paseo por la historia reciente de la fotografía patria imprescindible para todo amante de la fotografía.

La Palangana
Círculo de Bellas Artes.  4 junio – 31 de agosto

La Palangana fue un colectivo de fotógrafos creado finales de los años 5o por algunos de los más importantes representantes de la fotografía española, con la intención clara de alejarse de los cánones imperantes en la época, tan cercanos al pictorialismo, y acercarse a otro tipo de fotografía, la que se hacía en Europa y en el resto del tiempo. A la hora de buscar un nombre al grupo, surgió el de “La Palangana” de forma más o menos seria a raíz de una fotografía de Ontañón en la que aparecen todos sus retratos sumergidos en una palangana llena de líquido fijador.
Los fotógrafos que compusieron aquél grupo fueron: Leonardo Cantero, Gabriel Cualladó, Sigfrido de Guzmán, Juan Dolcet, Paco Gómez, Fernando Gordillo, Ramón Masats, Francisco Ontañón, Joaquín Rubio Camín y Gerardo Vielva.
Mientras el grupo permaneció activo, sus miembros recorrieron empaña, fotografiaron los pueblos y la periferia de las ciudades realizando una fotografía que se acercaba más a las directivas que marcaba Magnum, o LIfe que supuso una ruptura con lo establecido y abrió camino a muchos grandes que vinieron después.
La muestra presentada por el Círculo de Bellas Artes  realiza un recorrido por esas magníficas fotografías ofreciendo una crónica de la vida real de los españoles y por el saber hacer de este grupo de magníficos fotógrafos.

Masats Inédito
Galería Blanca Berlín. 28.05.2014 – 26-07-2014

Si hay que asociar esta edición de PhotoEspaña con un nombre, ese sería Ramón Masats.
El veterano fotógrafo es comisario de la exposición “Retratos en Papel” de Chema Conesa, ha resultado ganadro del premio PhotoEspaña este año, es uno de los fotógrafos de “La Palangana” y además la galería Blanca Berlín muestra algunas de sus más interesantes fotografías inéditas.
Son fotografías que nunca fueron publicadas pero no por falta de calidad, al contrario, hay magníficas imágenes que, de nuevo, nos permiten conocer la España de la época retratada de forma magistral.
Toda la obra de Masats constituye un delicado mosaico cuyo conjunto ha grabado su nombre entre los más grandes artistas españoles y cada pieza es un pedazo de nuestra memoria colectiva. Las fotos de esta exposición añaden nuevas teselas al mosaico Masats y lo completan. No sólo están aquí presentes sus viajes por España, su crónica de la vida rural, sino también otros elementos como la presencia de Hollywood y sus rodajes monumentales que queda reflejada con maestría en una serie de fotos en la que vemos como Charlton Heston, vestido como el Cid, se va desprendiendo de su armadura, la deja en la arena, se adentra en el mar y en la última foto sólo quedan sus armas, como las de un quijote que esperan ser veladas.
Si hay algo que hace grandes a las imágenes de Masats por encima de cualquier otra cosa, es su capacidad narrativa, y en esta exposición está especialmente presente.

Josep Renau. The American Way of Life.
Círculo de Bellas Artes.  4 junio – 27 de julio

Tuve la suerte de ver esta exposición en el año 1991, en Almería, dentro de aquél magnífico proyecto que fuera Imagina y al que tanto le debe mi pasión por la fotografía. Yo era entonces alguien que empezaba a conocer la obra de otros fotógrafos y el encuentro con los collages de Josep Renau supuso un impacto que perdurará para siempre en mi memoria.
Josep Renau fue un artista valenciano vinculado desde 1931 al partido comunista cuyo legado creativo es uno de los más importantes del collage y el cartelismo, no sólo ya español, sino mundial.
Su obra, que recibe influencias del expresionismo, el dadaísmo o el surrealismo, pero sin adscribirse por completo a cualquiera de estos movimientos, se ve inundada por sus preocupaciones ideológicas, por la denuncia de las desigualdades y las injusticias sociales y su crítica contínua al capitalismo estadounidense.
Renau no fue un fotógrafo pero trabajó con la fotografía. Recortando imágenes extraídas de publicaciones amables como Life y similares, componía escenas en las que las representaciones gráficas del “American way of life” se convertían en brutales ataques al propio sistema.
La labor realizada por Josep Vicent Monzón, comisario de la exposición, al reunir los originales expuestos junto con bocetos y apuntes del autor, resulta encomiable a la hora de dar a conocer al gran público a uno de nuestros más grandes artistas pero a la vez uno de los más desconocidos.