PHE-cierreEFE.  Los más de 718.000 visitantes que han asistido a las exposiciones y actividades de PhotoEspaña 2014 han convertido en “excepcional” la recién clausurada XVIII edición de este certamen, que se prepara ya para la cita del próximo año que estará dedicada monográficamente a la fotografía latinoamericana.

El presidente de PhotoEspaña, Alberto Anaut, y la directora del certamen, Claude Bussac, han expresado hoy su satisfacción por el balance de PhotoEspaña 2014, que estuvo centrada en las artes visuales españolas, en una edición que aumentó tanto su público como el número de sedes y superó por primera vez el centenar de exposiciones.

En concreto, fueron 110 las exposiciones y actividades desarrolladas en esta edición del festival de fotografía y artes visuales, en la que participaron 440 artistas, de los que casi el 80 por ciento fueron españoles.

Tras destacar el apoyo social y la repercusión internacional del certamen, Bussac ha subrayado su preocupación por el continuo descenso del presupuesto de PhotoEspaña que, con 1.670.200 euros, se redujo en la pasada edición un 11,8 por ciento respecto a 2013.

Aunque la financiación de este certamen es “mayoritariamente privada”, con un 80 %, las cifras que aportan las administraciones públicas han pasado a ser “testimoniales” y ya “han tocado fondo”, ha dicho el presidente de PhotoEspaña, que ha recordado que antes el sector público aportaba un 40 % del presupuesto.

Por eso, Anaut ha opinado que si los datos económicos indican una recuperación de la economía, esta tendencia debe trasladarse a las instituciones culturales, especialmente cuando el festival es visto por las administraciones públicas como uno de los grandes acontecimientos culturales anuales en España.

“PhotoEspaña se ha convertido en una marca”, ha recalcado Arnau, que ha explicado que la clave del certamen está en su programación.

También ha asegurado que si la Ley del Mecenazgo “renace”, debería ser un instrumento para que la iniciativa privada pueda formar parte de estas actividades culturales.

El presidente del festival ha insistido en que España “necesita una Ley de Mecenazgo”, que ha confiado que nazca como una norma “en formación”, de tal forma que si las desgravaciones que contempla al principio son del 40 %, vayan aumentando sus niveles y situándose en el 60 % que, ha dicho, tienen otros países europeos.

“Se trata de que el Ministerio de Hacienda tenga menos peso en la Cultura”, ha señalado Arnau, quien ha explicado que el “esfuerzo enorme” realizado por la organización ha permitido que el certamen cierre esta edición sin pérdidas, aunque tampoco se hayan producido beneficios.

En la edición de 2014, PhotoEspaña organizó exposiciones, además de en Madrid, en Alcalá de Henares, Alcobendas y Getafe, así como en Cuenca,Lanzarote y Zaragoza, Almería, Cádiz, Logroño, además de en Londres, Arlés y Toulouse (Francia),.

La directora del certamen ha destacado la presencia que ha tenido la fotografía española en medios de comunicación de todo el mundo y ha recalcado el compromiso de PhotoEspaña con la promoción internacional de las artes visuales de España.

Bussac se ha referido también a la “ampliación del mapa” del festival de fotografía que en otoño desarrollará actividades en Tegucigalpa (Honduras) y en Rosario (Argentina) con el programa Trasatlántica y que en 2015 regresará a Brasil con un programa de conferencias en Sao Paulo.

Precisamente, la fotografía latinoamericana será el tema monográfico de la edición del próximo año, que se celebrará entre el 3 de junio y el 26 de julio de 2015, según han anunciado sus responsables.

Para próximas ediciones, la directora ha asegurado que se irán incorporando “nuevos lenguajes” a través de las nuevas tecnologías que, ha reconocido, son la “asignatura pendiente” de PhotoEspaña, un certamen fotográfico que no es clásico sino que está abierto a un abanico de posibilidades, ha afirmado.