Alvaro Regúlez. FOCUS / La noche en la que la cultura abre sus puertas al público, el Palacio Conde Luna y la asociación FOCUS se unieron para descubrir por medio de la fotografía todos los rincones de este espectacular edificio escondido en la parte antigua de nuestra ciudad.

Gracias a la inestimable colaboración de la dirección del museo que por medio de sus guías nos fue enseñando los rincones del palacio, y la aportación de los socios de FOCUS que dieron su punto de vista fotográfico, se realizó un recorrido por todas las estancias del palacio, en la que todo el que quiso unirse a la experiencia pudo, a través del objetivo de su cámara, retratar la historia que allí se respira.

La gran aceptación que tuvo el evento hizo que un elevado número de aficionados a la fotografía acudiesen a la cita. Unas treinta personas inicialmente formaron dos grupos a los que a lo largo de la visita fueron uniéndose más participantes. Unos con sus cámaras y otros con sus teléfonos móviles pudimos fotografiar las estupendas vistas que se tienen desde los ventanales del edificio, incluso esta vez se pudo subir al torreón, lugar cerrado al público desde 2009, desde el que se pueden divisar panorámicas de los lugares más importantes de León.

La curiosa fusión entre arte antiguo y arquitectura moderna se entremezclan por todos los rincones del museo, el metal mezclado con la piedra centenaria crean formas interesantes que a través de nuestras cámaras tomaron un aspecto cuanto menos sorprendente.

Una noche divertida, en la que al final de la visita, cada uno libremente pudo recorrer todas las estancias del museo, como el que anda por su casa, algo de agradecer por los aficionados a esta pasión que es la fotografía.