Ciudad conocida por todos o casi todos. Bien sea porque ya la han visitado o, simplemente, por las numerosas fotografías e imágenes que de ella podemos encontrar en internet. Imágenes tan típicas como sus cabinas rojas, su gran noria conocida como “London Eye”, sus autobuses de dos plantas o su maravilloso Big Ben entre otras.

Yo, para no ser menos, y puesto que era mi primera visita a esta gran ciudad y además soy bastante principiante en esto de la fotografía, tomé cientos de esas típicas instantáneas, de entre las cuales os dejo algunas de ellas. Cabe destacar, en mi opinión, los preciosos espacios verdes que hay y sobre todo lo bien cuidados y limpios que los mantienen, a pesar de ser uno de los “comedores” diarios de millones de personas.

Además sus maravillosos mercados, entre los que destaco Camden Lock por su variedad de más de 100 tiendas y puestos donde encontrar desde ropa y accesorios vintage hasta comida, muebles y arte. Y arte también es lo que reflejan sus magníficas fachadas y las mayorías de las paredes de otros muchos barrios y zonas de la ciudad.

Aunque solamente hay dos fotografías de la famosa Torre del Reloj, más conocida como Big Ben, tengo que decir que mi objetivo disparó unas cuantas más, desde innumerables perspectivas.

Y sobre el clima de Londres, ni frío ni calor, para mi perfecto y para muchas instantáneas creo que ese cielo nublado les da un especial toque londinense.

Una ciudad tan versátil, en la cual es muy complicado decidir por dónde empezar y más complicado aún visitarla al completo en sólo cuatro días.

Lorena Cabezas Tocino.

1 COMENTARIO

  1. Genial Lorena. Muchas gracias por tu aportación. Después de ver tus fotos dan ganas escaparse a Londres.

Comments are closed.