Buenos Aires acoge la mejor fotografía española de los últimos 60 años

ALBERTO-GARCIA-ALIX_Elena-Mar-Odalisca-en-mi-Patio,-1987El País / Gratis. Desde el 25 de marzo hasta el 18 de mayo podrán verse en el Museo Nacional de Bellas Artes, en Buenos Aires, 55 obras memorables de 14 artistas españoles que han obtenido el Premio Nacional de Fotografía del Ministerio de Cultura desde su creación en 1994 hasta el año 2008.

Los comisarios, Carmen de la Guerra y Javier Díez, han intentado ofrecer una síntesis de la historia de la fotografía española de los últimos 60 años. La exposición se llama La mirada en el otro y recoge fotos inolvidables de la España de la posguerra, con piezas de Gabriel Cualladó, Ramón Masats,Carlos Pérez Siquier o Joan Colom. No podían faltar representantes ilustres de la generación que comenzó a deslumbrar en la década de los 70, como Cristina García Rodero, Toni Catany o el argentino afincado en España Humberto Rivas. De los años 80 llegan imágenes de la famosa movida madrileña, con Pablo PérezMínguez, Ouka Leele y Alberto García-Alix. Y aquí conviene que hagamos una pequeña pausa. Sería conveniente no perderse dos obras inmortales de García Alix: una es La Gata. Y otraLo que dura un beso. Aunque, ya puestos, también merecen una pausa obligada otras muchas. Como representantes de las tendencias actuales de fotografía conceptual los curadores han incluido obras de Chema Madoz, Joan Fontcuberta, o Bleda y Rosa y Manuel Vilariño.

En el día de la inauguración, el embajador de España en Buenos Aires, Estanislao de Grandes, quiso recordar un verso del poeta español Miguel Hernández: “Mis ojos, sin tus ojos, no son ojos”. Después añadió: “La fotografía depende de la mirada, sin ella no tiene sentido. [La mirada] Viene marcada por lo adquirido, por lo que nos han enseñado a observar, por lo vivido, por lo que nos atrae, rechazamos o sorprende, por nuestra cultura. Todos los fotógrafos protagonistas de la exposición La mirada en el otro han demostrado una especial sensibilidad para enmarcar la realidad —así como la ficción— y armar una narración propia cargada de sensibilidad artística para acercarnos al otro. Sus tomas, deliberadamente o no, nos hablan de España, de su historia, sus rostros, su poética, su humor, sus pasiones y sus soledades”. La exposición está financiada por el Ministerio de Cultura español con la colaboración del Ministerio de Exteriores.

Esta entrada fue publicada en Fotografías, Fotógrafos, Noticias. Guarda el enlace permanente.